Infonueve.com

Actualidad

Lunes 23 de mayo de 2016

Gran preocupación por multas fantasmas

Son enviadas por el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires a ciudadanos de las localidades del interior. Ya son varios los casos de nuevejulienses afectados y que reclaman ante la Defensoría del Pueblo porque son obligados al pago de multas por infracciones inexistentes. Sepa qué hacer en caso de ser otra victima.

Las defensorías provinciales y municipales están recibiendo reclamos de los afectados. Lo primero que se pregunta es si estas infracciones realmente son enviadas por el gobierno o puede ser algún tipo de estafa.


Está claro que provienen del gobierno de la ciudad de Buenos Aires. Lo que también está claro es que está implementándose un método recaudatorio.


La Defensoría del Pueblo siempre recibe distintos reclamos en relación con multas de tránsito: vienen de todas las provincias, de todos los tipos y siempre se busca alguna forma de asesorar y verificar la veracidad de la infracción.


Carlos nunca viajó desde 9 de Julio a la ciudad de Buenos Aires en su auto. Ese día estaba trabajando y además dice “el tráfico es complicado y no conozco tanto las calles. Viajar a Buenos Aires es muy estresante”, aseguró a infonueve.com este damnificado de esta estafa del sistema recaudatorio. Sin embargo, esta tarde le llegó una multa que notificaba una infracción pendiente en Capital Federal. La boleta llegó a su nombre y se dirigió a la Defensoría del Pueblo a presentar la queja correspondiente y allí se encontró con que no era la única víctima de esta “falla” en los sistemas de registro.


Es común que el vecino damnificado se sienta inseguro cuando recibe la carta con el reclamo. Sobre todo porque al existir una infracción, esta pasa a ser parte de un registro nacional que se toma en cuenta cuando se tramita la renovación del carnet de conductor o cuando se transfiere un vehículo y aquella información aparece en el Registro Automotor. Esto le puede generar problemas a la persona y la primera reacción es buscar la forma de pagar.


Sin embargo, antes hay que averiguar y reclamar sobre todo si no se ha cometido la falta. Lo primero es ingresar por internet en la página del gobierno de la ciudad de Buenos Aires, allí hay un sitio llamado Consulta de Infracciones. Ingresando los datos de la patente del auto o el documento de identidad de la persona, aparece si hay o no una supuesta infracción. Si la infracción está, luego se puede hacer un descargo por correo electrónico, que se remite a la dirección evaalcorta@bsas.gov.ar, con el título Formula Descargo-Rechaza Infracción.


En ese correo hay que aportar toda la información, consignando el Acta de reclamo y los datos personales y del automotor, explicando claramente lo que en verdad ha pasado. Es decir, si la persona no estuvo en Bs. As., lo escribe relatando donde estaba ese día, no importa si no hay pruebas y si las hay se deben indicar. Por ejemplo, si vendió el auto, informando cuando lo hizo, desde cuando se transfirió y quién es el dueño actual. Luego de enviar el correo, hay que esperar unos días y chequear en la Consulta de Infracciones de la página del gobierno de la ciudad de Buenos Aires hasta que no aparezca más la falta. En caso contrario, el trámite es personal en una oficina que está en calle Carlos Pellegrini, cerca del Obelisco, o por apoderado, con poder otorgado ante escribano público. Esto obviamente que está hecho a propósito para generar costos y asustar, así se trata que la gente pague sin reclamar. Por eso, antes de pagar hay que reclamar, hay que ejercer los derechos y hacer uso de esos derechos ante los organismos de control y de defensa de los ciudadanos.



Finalmente si el supuesto infractor está domiciliado a más de 70 kms. del lugar donde se habría cometido la falta, debe actuar un juez del domicilio del aparente responsable y no obligarlo a trasladarse, en este caso, a la capital del país.